• mairavarea

UN VERANO DE LIBROS II



¡Lo sé, lo sé! Ya hace días que el verano acabó y que tenía planeada esta entrada, pero a mí septiembre me da siempre una bofetada en la cara y arrasa con mis rutinas con la fuerza de una tormenta (de una DANA otoñal, más bien). Pero ya había decidido terminar de recopilar las lecturas que me han acompañado durante los meses estivales y me han ayudado a sobrellevarlos (es que odio el calor, a muerte), así que saco un ratito para hablaros de ellas, porque os aseguro que merecen mucho la pena. ¡Ahí vamos!




En tu reflejo de Sandra Mir




Mi primer contacto con la autora ha sido toda una sorpresa. En tu reflejo es una novela romántica contemporánea que gira en torno a un reencuentro entre dos personas que dejaron una historia a medias. El mundo de la moda, la alta costura y los reportajes en revistas de fama internacional sirve de marco para una trama en la que se enlazan preciosas escenas de amor con momentos en los que se tratan temas complejos, como la independencia, la consideración de los nativos americanos, la superación personal o la búsqueda de un camino propio, y otros más duros que no dejan indiferente al lector. Todo ello aderezado con una prosa elegante y fluida y el increíble marco del desierto de Arizona.




Pequeña Heather de Kate Danon




No puedo ocultar que soy fan de Kate Danon desde hace años y que me he leído todos sus libros. Creo que maneja a los highlanders con maestría, y tiene una forma de escribir muy especial. En este caso, la autora regresa a Escocia de la mano de Heather, una jovencita de apariencia frágil que, para evitar una maldición que pesa sobre su familia, se ve obligada a viajar a las Highlands para contraer matrimonio con un hombre al que no conoce.

La historia es adictiva desde el primer capítulo, pero es la segunda parte de la novela la que resulta trepidante. Aunque no es mi novela favorita de la autora, sí que es destacable la evolución de la protagonista a lo largo de los capítulos, el modo en que se enfrenta a las dificultades y sale adelante en una tierra hostil.




Mi tierra lleva tu nombre de Tessa C. Martin




Mi tierra lleva tu nombre cuenta una historia de amor a lo largo de los años. Juan y Nelia se crían juntos en la Valencia de principios del siglo XX, y desde sus primeros años de vida se establece entre ambos una relación muy especial. Poco a poco, los sentimientos se irán transformando en un amor más profundo y, aunque están decididos a luchar por él, las circunstancias, el pasado, los secretos y la diferencia de clase social les irán poniendo trabas que en ocasiones parecen insuperables. La novela nos regala un recorrido por la historia de España en las primeras décadas del siglo XX y una sucesión de escenas emotivas e incluso duras en ocasiones.




Una cura para el alma de Mariam Orazal




A poco que uno observe lo que leo, se dará cuenta de que me pierden las historias de mujeres con mayúsculas, esas en las que una buena protagonista eclipsa todo lo demás. Y, aunque en esta novela el protagonista masculino está bien construido y se nos muestra en todas las escalas de grises, es Paige, una doctora en la Inglaterra victoriana, la que la dota de sentido y profundidad. No solo tiene que enfrentarse a un mundo que no ve con buenos ojos su profesión, sino también al estirado y frío duque de Breighton, a cuyo hijo se ve obligada a atender en exclusividad.

Con ella, caminamos por el mundo de la Medicina del siglo XIX, por las dificultades a las que se enfrentaban las mujeres, el rechazo y la violencia que sufrían solo por intentar labrarse un futuro y cultivar su vocación. Pero Paige, además de doctora, es una mujer, y sus sentimientos hacia el duque la pondrán en la tesitura de tener que enfrentarse a emociones que nunca creyó que la alcanzarían. Una novela de las que van más allá de la mera historia de amor.




¿Dónde está David Melmoth? de Manuel Vicent Rubert




Un thriller adictivo de los de no poder soltar el libro. Me duró un día y me tuvo en vilo hasta la madrugada. Lorena, la protagonista, no sabe dónde está su marido. Las horas pasan y no aparece, y los lectores la acompañamos en su búsqueda frenética y un tanto peculiar. Confieso que al principio me chocaba la actitud de Lorena (yo habría reaccionado con bastante menos calma y muchas dosis de histerismo, la verdad), pero conforme entras en la novela, captas el tono de la misma y empiezas a entender a la protagonista, descubres su complejidad, sus motivaciones y ciertos toques sarcásticos que le dan sentido a sus reacciones. Desde luego, la novela es muy original.




Las semillas del rencor de Esther Magar



Las semillas del rencor narra la historia de una familia a lo largo de varias generaciones, un entramado de rechazos, amores, dolor, pérdidas y desengaños que es el caldo de cultivo perfecto para un rencor que está omnipresente en las mujeres de la familia, marcadas por su llamativo pelo rojo. Todo ello se presenta salpicado con pinceladas deliciosas de realismo mágico, empastado con la trama a la perfección.


A mí, en especial, me ha gustado la prosa, el tono narrativo, el ritmo prosódico. Estoy segura de que la autora ha unido las palabras como quien lleva a cabo un delicada labor de artesanía, y el resultado en ese aspecto es excelente. No puedo evitarlo, soy una friki del lenguaje bien usado, y para mí es la clave que diferencia una buena novela de una sobresaliente. Recomendadísima.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo