Sinopsis:

«Él quería recorrer la inmensidad del mar.

Ella, que él soñara con quedarse en tierra».

 

 

Formentera, 1862

Lena jamás se ha atrevido a salir de su isla, aunque la sangre pirata que corre por sus venas la empuje a subir al faro y otear el horizonte en busca de una aventura que sabe que nunca se atreverá a vivir. Por eso, está acostumbrada a ver cómo todos los hombres que prometen amarla se pierden para siempre en las aguas del Mediterráneo y la dejan atrás. El mar se interpone entre ella y sus sueños. Porque Lena tiene miedo al mar.

Pero una mañana de invierno, el temporal arrastra a un misterioso náufrago hasta su regazo, y todas las certezas que conformaban su pequeño mundo se tambalean.

Arthur Stanhope, vizconde de Sternford y primogénito del marqués de Aighbry, lleva años recorriendo mares, desiertos y selvas con el propósito de huir de la responsabilidad y de un destino impuesto que no desea. Solo quiere ser un hombre libre, seguir la ruta que marcan las estrellas y perseguir seres fantásticos. Después de perder a sus amigos en un naufragio, solo la voz de una misteriosa sirena le devuelve las ganas de seguir viviendo.

Lena y Arthur jamás deberían haberse encontrado. Sus destinos, su mundo y sus sueños no podrían ser más opuestos: Lena tiene que ocuparse de una familia que depende de ella para subsistir, y Arthur debe volver a casa y comportarse como el aristócrata que es.

Solo que es imposible. Está preso. Porque Lena lo llama, y aunque él intente escapar, la magia y la sencillez de aquella isleña lo obligan a caer rendido ante ella una y otra vez.

tablet TETF.png

¡LO QUIERO!

¿Dónde puedo comprarlo?

Amazon-icon.png
104122.png
1200px-Kobo_logo.svg.png
198x149.png

«Me ha encantado la trama de este náufrago que, envuelto en leyendas y rumores, se enamora de una forma mágica de una isla y de Lena, su salvadora. La constancia y perseverancia de ambos para luchar en lo que creen ha sido algo muy bonito y emotivo de leer.»